Difunde el Blog
Comparte en Google

lunes, 6 de agosto de 2012

Fauna venenosa en España -- Peces venenosos

En las aguas españolas hay varios peces que se defienden con veneno, vamos a enumerar los que nos podemos encontrar.

Pez araña, pez escorpión o salvario (Trachinus draco)



Son los peces de nuestras costas con la picadura mas común y dolorosa. Los salvarios o arañas de mar son peces de cuerpo alargado y comprimido lateralmente, con una boca grande y oblicua dotada de afilados dientes. La primera aleta dorsal es corta y está compuesta de espinas conectadas a glándulas que segregan un líquido limpio y azulado que es muy venenoso. La mayoría de arañas miden entre 15 y 45 cm. Todas las especies tienen los mismos hábitos de vida, hallándose muy cerca del fondo sobre diversos sustratos como la arena, fango o grava y normalmente en zonas poco profundas. Se entierran en el fondo y dejan al descubierto los ojos y el extremo de la aleta dorsal.
Estos peces son bastante sedentarios y no son agresivos. La mayoría de picaduras se producen al pisarlos cuando están semienterrados en la arena de la playa, o al manipularlos tras su pesca. La toxina puede permanecer activa durante horas en el pez ya muerto por lo que, incluso en estas circunstancias, hay que ser siempre muy cuidadoso al manipularlos.
La picadura causa un dolor local instantáneo, muy intenso y que se va incrementando durante la siguiente hora. El dolor llega a irradiarse a toda la extremidad y puede acompañarse de manifestaciones vegetativas (náuseas, vómitos, boca seca, sensación de mareo) y elevación térmica. Localmente, se produce una tumefacción y puede llegar a producirse una necrosis. Algún enfermo puede agitarse y, excepcionalmente, presentar síncope o convulsiones. La herida puede infectarse, y las molestias locales pueden persistir durante meses. Las picaduras reiteradas, como les ocurre a los pescadores profesionales, no inmunizan de estos
desagradables efectos.
El mejor remedio contra la picadura consiste en aproximar el extremo de un cigarrillo encendido al punto de inoculación durante varios minutos, o sumergir la zona afectada en agua muy caliente (50-60ºC), ya que las toxinas son termolábiles. El baño con agua caliente tiene que durar al menos media hora. El dolor es tan intenso que puede precisarse anestesia. La herida debe limpiarse y desinfectarse hasta que cicatrice, y hay que asegurarse de que no han quedado restos de la espina. No se aplicarán torniquetes. No es necesario el uso de antibioticos, aunque deben emplearse si se infecta la herida. En algunos casos se aconseja la aplicación de cremas con corticoides cuando la afección cutánea es muy persistente. Se debe vacunar de tétanos.

Escórpora, gallineta, cabracho o rascacio (Scorpaena scrofa)


Los escorpénidos son una familia de peces ampliamente distribuida por todos los océanos y con un gran número de especies. En las costas españolas se encuentran una docena de especies de las que cinco son las más abundantes: Helicolemus dactylopterus, Scorpaena maderensis, S. porcus, S. scrofa y S. notata.
Suelen tener un cuerpo oblongo y una cabeza voluminosa y cubierta de apendices dérmicos. Son peces de carácter solitario y sedentario, que viven habitualmente entre rocas o en fondos de arena entre algas, con una coloración aposemática (se confunde con el sustrato), pero de predominio rojizo, que los hace pasar desapercibidos cuando descansan inmóviles.Además, pueden cambiar de color según la coloración del fondo. Los adultos pueden llegar a medir de 10 a 40 cm. La mayoría de especies poseen glándulas venenosas conectadas a los radios espinosos de las aletas. Las toxinas son termolábiles, por lo que pueden desnaturalizarse a temperaturas de 50-60 ºC. No es tan dolorosa como la de la araña su picada, pero si tiene muchos mas puntos venenosos y mas fáciles de clavárselos que la araña. Estas picaduras se producen
tanto por distracción, al tocarlas con las manos o los pies, o al manipular los ejemplares después de capturarlos con anzuelos o con otros artes de pesca. El dolor, generalmente muy intenso, empieza en la zona de inoculación y a los 15 minutos afecta ya a toda la extremidad.  El edema local es constante pero no suele progresar, y puede tardar varios días en desaparecer. La picadura de las espinas puede provocar moderados signos generales (agitación, náuseas, vómitos, lipotimias, etc.).

Pez raya (Raja clavata)



Los peces raya son una familia de peces cartilaginosos, de cuerpo aplanado y aspecto romboide, con un diámetro máximo que puede llegar hasta 1-2 m. Están dotados de una aleta caudal muy alargada y espinosa, en forma de látigo, en cuyo extremo hay un aguijón de punta aguda y bordes en diente de sierra. A lo largo de toda la estructura cartilaginosa de la aleta caudal, se abren unas hendiduras que alojan el tejido glandular y las bolsas de veneno, que será vertido en la herida coincidiendo con el latigazo. El veneno es de una naturaleza proteica no bien identificada, pero se sabe que es termolábil. Hay unas 130 especies de rayas conocidas en el mundo, una docena de las cuales pueden encontrarse en nuestras costas. Las rayas prefieren las aguas poco profundas y se esconden camuflándose entre la arena y el fango donde a veces se entierran parcialmente. Las especies más comunes en el litoral español son Raja clavata, R. radula, R. alba, R. asterias, R. batis,R. brachyura, R. circularis, R. fullonica, R.miraletus, R. microcellata, R. montagui, R. naevus, R. oxyrinchus y R. undulada.
La mayoría de las lesiones se producen cuando el nadador pisa la raya o cuando es capturada. Es frecuente su captura en los barcos de arrastre. El animal se defiende con el aguijón de la cola que penetra en alguna extremidad, produciendo heridas de bordes desgarrados causadas  por el aguijón en forma de sierra, proceso en el cual la púa se suele romper. El síntoma local predominante es el dolor inmediato, punzante, que puede irse intensificando hasta 2 horas después de la picadura e irradiarse a toda la extremidad. La herida puede ser sangrante, con moretón e hinchazón y puede provocar infección que producirá inflamación de los ganglios linfáticos. La herida puede sobreinfectarse. Los síntomas generales son inconstantes y en forma de lipotimia, trastornos digestivos e hipotensión arterial. Aunque es excepcional, se han descrito en otros países casos mortales con hemólisis, shock y paro cardiorrespiratorio.


Otras entradas de la serie Fauna venenosa en España:
Avispas y abejas
Víboras
Arañas y escorpiones
Medusas
Ciempies y escolopendras

4 comentarios:

francisco gil dijo...

Habría que meter en esta lista también algunas abejas africanas que se han introducido en España, también existen algunos anfibios tales como la salamandra y los sapos bufos que contienen veneno en su piel y algunos peces mas que contienen veneno, pero de todas maneras es un buen articulo y expresa fielmente cierto peligro en algunos animales.

francisco gil dijo...

Habría que meter en esta lista también algunas abejas africanas que se han introducido en España, también existen algunos anfibios tales como la salamandra y los sapos bufos que contienen veneno en su piel y algunos peces mas que contienen veneno, pero de todas maneras es un buen articulo y expresa fielmente cierto peligro en algunos animales.

Peligroso Yihadista dijo...

Totalmente de acuerdo. Y hablar de la fauna intrusiva, como la vespa mandarina magnifica, o avispón asiático.

Peligroso Yihadista dijo...

Totalmente de acuerdo. Y hablar de la fauna intrusiva, como la vespa mandarina magnifica, o avispón asiático.

Publicar un comentario

Exprésate

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger