Difunde el Blog
Comparte en Google

viernes, 8 de junio de 2012

El rescate de la selección


El próximo domingo diez de junio, España se estrena en la Eurocopa jugando contra la siempre competitiva Italia, ese partido de máxima expectación y audiencia, probablemente sirva para camuflar una de los peores,si no es el peor, momentos de la historia económica de España.


Mientras estemos todos frente al televisor con la camiseta roja y una cervecita en la mano, en Bruselas o Berlín se estarán liberando entre 40000 y 80000 millones de euros, que se dice pronto, del fondo de rescate, para según parece rescatar a las entidades financieras en dificultades (léase Bankia). Si todo es como cuentan desde Alemania, no se aplicarían condiciones muy severas por el rescate, y las condiciones sólo se centrarían en el sector bancario, con la obligación de modificar todo el sistema.



Las demás medidas ya han sido aplicadas a priori como la subida del IVA, recortes en sanidad, educación, etc, que son las medidas que siguen a un rescate, con lo que la sensación es que el rescate ya es evidente desde hace muchos meses y que ese temido control de la economía desde el exterior, que resulta de un rescate, ya estaba siendo ejercido.



Pero el momento doloroso de solicitar la ayuda será probablemente silenciando con vuvuzelas, cánticos y cerveza. Y estaremos contentos si la selección gana, pero el golazo por la escuadra ha sido de Alemania y ha sido en nuestra portería.
Pan y circo, ese es lo que nos queda.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Las matemáticas dicen que es más económico pedir el rescate que pagar el interés que ofrecen los mercados. La confianza indica que tanto dinero no se sabría si sería respaldado por los mercados. Europa nos echa un cable prestándonos el dinero barato, que más podemos pedir. Ganar la Eurocopa y sanear nuestra banca. El oro en Fútbol, tenis, baloncesto y muchos más deportes en los JJOO y el buen tiempo y las cervecitas con aperitivo que nos convierten en la envidia del viejo continente. España es diferente y mucho más alegre que todos esos cabezas cuadradas que pasan su vida pendientes de los números. A vivir coño y basta de sufrimientos que lo que importa es la salud y luego el dinero.

muyco dijo...

¡Esa es la actitud! Es que no consigo librarme de la psicosis macroeconómica, pero al final lo que importa ya lo tenemos

Anónimo dijo...

Si es que no se para que coño queremos ser Alemanes, además de que JAMÁS podremos serlo por cuestiones socioculturales que saltan a la vista.

Publicar un comentario

Exprésate

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger