Difunde el Blog
Comparte en Google

viernes, 13 de julio de 2012

Fauna venenosa en España -- Víboras

Las víboras son las únicas serpientes realmente venenosas en España, aunque hay otras serpientes con veneno como la culebra bastarda, la ubicación de los colmillos en la parte posterior de la boca y la poca toxicidad de su veneno, hacen que no la consideremos como tal, en cuanto al peligro que suponen para las personas.
Las víboras (vipéridos) que se pueden encontrar en España son de tres especies, se distribuyen en áreas distintas de la península con lo que en caso de avistamiento o ataque casi siempre se puede saber de que especie era la víbora sólo por donde se produjese.
Las tres especies peninsulares son la víbora hocicuda o de lataste (Vipera latastei), víbora áspid (Vipera aspis) y la víbora de Seoane o cantábrica (Vipera seoanei).

Vibora hocicuda:


Es la mas abundante en la península ibérica, se la puede encontrar en casi todas las regiones excepto en la cordillera cantábrica y en los pirineos, que son dominio de las otras especies peninsulares.
Es una serpiente pequeña de unos 50 o 60 cm, con una característica prominencia en el hocico que le da el nombre. Tiene el característico dibujo en zig zap y como todas las víboras cabeza triangular. Estas serpientes hibernan desde octubre a marzo aproximadamente, con lo que es difícil verlas fuera de los meses cálidos.
El veneno de esta especie es el menos tóxico de las tres ibéricas, pero es la que mas cantidad puede inyectar, ademas de ser la que mas ataques a humanos produce.

Víbora Aspid:



Esta distribuida por toda la zona pirenaica, llegando hasta Soria y Burgos en su área septentrional. Es la mas grande de las víboras peninsulares, hasta unos 85 cm aunque suele ser de media de unos 65 cm. Comparte rasgos con la hocicuda, pero con un hocico algo menos pronunciado. Es la mas venenosa de todas las víboras españolas. Por su habitat en la montaña pirenaica, su hibernación es algo mas larga que la de la hocicuda y suele estar activa de mayo a septiembre.

Víbora Cantábrica:


Esta víbora sólo puede encontrarse en la zona atlántica penínsular, desde Galicia a los pirineos, donde ya comienza el reino de la aspid. Es la mas pequeña de las tres con unos 45 o 50 cm, Esta víbora no tiene el hocico pronunciado y es muy variable en cuanto a su dibujo, se conocen al menos 5 colores y dibujos diferentes en esta especie. Su veneno es mas potente que de la hocicuda y algo menos que en la aspid. La hibernación coincide con la hocicuda. Es una serpiente que le gusta calentarse al sol, por lo que se la puede encontrar en claros y caminos.

Mordeduras:

Las mordeduras de las víboras se suelen producir por descuidos y accidentes, ya que las víboras intentan huir del humano siempre que pueden. Los accidentes con víboras se producen al pisarlas, poner la mano en una grieta donde se encuentre refugiada. Otro caso es la manipulación de una serpiente aparentemente muerta, pero que aún tiene reflejos que pueden desencadenar una mordedura. También se producen las mordeduras en seco y que son aproximadamente un 40% de todas las producidas, estas mordeduras son sin inoculación de veneno es solo un aviso de la serpiente. Estas mordeduras sin veneno también tienen que ser tratadas ya que se infectarán seguro.
En España las picaduras de las víboras sólo producen un 1% de mortalidad, pero hay que tratarlas siempre que se produzcan.







El veneno es de color variable y viscoso, es inyectado con los colmillos, que son huecos (solenoglifos) y móviles. La inyección del veneno puede ser subcutanea o intrmuscular pasando a la circulación por vía linfática. cuando la inyección se produce directamente sobre un vaso sanguineo, el paso del veneno es muy rápido y masivo, conduciendo a un estado de shock anafiláctico y coagulación intravascular diseminada.

Cuando se produce una picadura hay que acudir a un centro médico e intentar identificar a la serpiente que produjo la mordedura e intentar diferenciar si el ataque fue de víbora o culebra, ya que no revisten la misma gravedad, hay que tener cuidado en la identificación para no recibir mas ataques.



Los primero auxilios de camino al hospital mas cercano, en caso de recibir una mordedura de víbora, son primero tranquilar  y hacer reposar al paciente, ya que el pulso acelerado acelera la distribución del veneno. Retirar anillos relojes, pulseras. Lavar la herida con agua y jabón y aplicar un antiséptico. No hay que hacer torniquetes, cortes, succiones ni nada de esas cosas vistas en películas, sólo aptas para otro tipo de serpientes exóticas que no habitan la península ibérica. Se puede aplicar hielo envuelto en una tela limpia.

Otras entradas de la serie Fauna venenosa en España:
Avispas y abejas
Arañas y escorpiones
Medusas
Peces venenosos
Ciempies y escolopendras

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy útil y explicativo. Gracias!!

Anónimo dijo...

hace unos dias pille en un carril una vibora o eso creo yo.pare el coche i el pobre animal ya estaba muerto.y al ver lo raro que era le hice unu foto.quisiera ponerla para que la veais y asi decirme que tipo de vicho es.

Anónimo dijo...

Me podrian decir alguna app para aprender tipos de serpientes o algun curso online gratis de herpetologia??
Esto esta muy bien aunq ya las conocia:))

Serpientes de España dijo...

Muy buena información, gracias

Luis Iglesias dijo...

El otro día yo vi una víbora de seoane y me aleje porque pensé que me podía atacar

Empresas de sucessos dijo...

Lindas mais perigosas

Vidal Diaz Somavilla dijo...

Buena información, después de encontrarme una culebra de escalera en la cocina, me he estado interesando un poco. Gracias! Un saludo!

Publicar un comentario

Exprésate

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger