Difunde el Blog
Comparte en Google

sábado, 5 de mayo de 2012

El limón español


El limón argentino está reventando al limón español, el bajo precio de sus productos está acabando con la producción española. Ante esta bajada de precios, la calidad se convierte en un elemento clave. Consumir un producto autóctono, más fresco y más caro o un producto importado y con 40 días de transporte a sus espaldas. La conciencia medioambiental también tiene su importancia, en esta globalización salvaje, nadie se cuestiona que consumir productos de la otra punta del mundo implica un gasto de energía en su transporte y la contaminación subyacente. El consumo de frutas de temporada es la mejor opción para hacer el mundo más sostenible. 


En estos momentos de crisis, el consumidor se encuentra ante una dicotomía: comprar productos más baratos o comprar productos de más calidad. Y es que a la hora del comer la calidad importa. Las bondades del limón son grandes, contiene agua, proteínas, grasa, hidratos de carbono, ácidos orgánicos y minerales. Dentro de los minerales destacan el boro, bromo, calcio, cinc, cloro, etc. Además, el limón es muy rico en vitaminas como la A, B1, B2, B3, B5, B6, B9 y C. El limón tambien se caracteriza por poseer una gran cantidad de ácidos entre los que se encuentra el málico, cítrico, ferúrilo, etc.


La economía global ha aumentado la competencia y en muchas ocasiones se compran productos de fuera en detrimento de la producción nacional, que además se ve obligada a bajar los precios dramáticamente poniendo en peligro la subsistencia de las empresas patrias. 

La UE también es responsable de importar productos extracomunitarios a menor precio en vez de promover el consumo a los productores agrícolas europeos, así como el papel de gobierno nacional que importa limones en detrimento de la producción nacional. La solución de estas cuestiones dependen de la conciencia del consumidor, que sin saberlo es el principal protagonista. La compra con conciencia es algo a lo que no está habituado el consumidor, que gasta sin preguntarse ¿Qué es lo que está comprando?, ¿Realmente lo necesito? o ¿De dónde viene este producto, cómo se ha producido?. Cuestiones todas ellas acalladas por el precio del producto. Y es que a veces es mejor pagar un poco más y disfrutar de la calidad en tu paladar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

toda una oda al limón.

Submarinu dijo...

Por qué es mejor calidad el español? O es el típico artículo chovinista?

Anónimo dijo...

El limón español es de mejor calidad cuando se consume en España, porque desde el árbol a tu casa pasa una semana, en cambio el argentino por lo menos un mes, o incluso mas. Por tanto hay que recoger el fruto un poco inmaduro, para que resista el viaje sin echarse a perder.

Publicar un comentario

Exprésate

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger