Difunde el Blog
Comparte en Google

lunes, 14 de mayo de 2012

La vuelta de la violencia al servicio de la diversión: el retorno de Max


A estas alturas todo aficionado a la violencia digital dirigida al entretenimiento ya lo sabrá. Max Payne ha vuelto, o lo que es lo mismo, la acción shooter a todo trapo esta de regreso. Max es el antihéroe reproducido hasta la saciedad en el cine, pero en un videojuego todo toma otro color, porque en definitiva, nosotros nos convertimos en ese antihéroe.

Poco a poco las líneas entre película y videojuegos se difuminan, llegando estos últimos a desarrollar grandes guiones que guían una trama cada vez más elaborada. En Max Payne 3 la historia se desarrolla en Brasil, concretamente en Sao Paulo, la cúal aparte de ser una preciosa ciudad, es además un nido de criminales de todos sabido, y que en esta ocasión sirve de pretexto para el desarrollo de la acción.

Esta vez la exitosa empresa Rockstar ha desarrollado esta tercera parte. Aparte de la impecable realización técnica, Rockstar trae otras cosas consigo. Hablo de crudeza visual, de violencia en su máximo exponente, pero ojo no violencia gratuita sino una que es imprescindible para la experiencia del jugador. Continúa además con ese estilo cinematográfico que recuerdan a las antiguas películas de cine negro.

Sinceramente creo que un título muy recomendable, cruelmente divertido. A mi personalmente me encantan este tipo de videojuegos, llenos de los más bajos sentimientos humanos, repletos de miserias y muy alejados de lo políticamnete correcto, y que nos proporcionan unos ratos bastante entretenidos.

Por cierto como apunte os diré que se hizo un película titulada Max Payne (2008) protagonizada por Marl Wahlberg, que pasó sin pena ni gloria. No está del todo mal, siempre que no seáis muy exigente en esto del cine.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Exprésate

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger